La Matanza: C.A.R.E, el Tribunal de Cuentas multó al padre de Magario. Un negocio millonario

El CENTRO AMBIENTAL DE RECONVERSIÓN ENERGÉTICA (CARE) es una Sociedad Anónima con Participación Estatal Mayoritaria constituida por escrituras   Pública   N°   43 del   27/06/2014   y   N°   90   del   11/12/2014,   pasadas   ante   el escribano y  Diputado Nacional del Frente para la Victoria (FpV)   Luis   Francisco   Cigogna, según se publicó en el boletín Oficial bonaerense el 9 DE ABRIL DE 2015.

La sociedad  tiene por objeto  dedicarse   por   cuenta   propia, de terceros o asociada a actividades relacionadas con el tratamiento de residuos y   por un lapso de 30 años presta    exclusivamente   al   Municipio servicios de gestión del manejo de residuos con origen en el Partido de La Matanza.

Para cumplir  con este objetivo se destinaron 600 millones de pesos para ser invertidos  en el predio de González Catán, la iniciativa quedó en la primera etapa, solo se construyó un gran galpón a un costo de 12 millones, del resto no se sabe nada.

El origen de La Sociedad se remonta a septiembre de 2009 cuando el Concejo Deliberante de La Matanza trató un proyecto de ordenanza a través del que se ratificó un acuerdo para la Constitución del Centro de Tratamiento Integral de Residuos,  el  proyecto  fue impulsado por el Municipio de La Matanza junto con el Ministerio de Planificación Federal  conducido por  Julio De Vido.

La ordenanza a su vez creó una SAPEM (Sociedad Anónima con Participación Estatal Mayoritaria); constituida  ésta en 2015 quedó  integrada por el municipio en la persona de Fernando Espinoza  y   Daniel Martinez en representación de la Universidad de La Matanza, además facultaba al intendente  Espinoza  a elegir los  demás socios.

De esta elección resultó presidente del directorio Raúl José Melchor Magario; padre de la intendenta y gestor del proyecto desde la  secretaria  municipal de Medio Ambiente y como vicepresidente   Mariano Ríos Ordoñez; Vice Jefe de Gabinete de la Municipalidad de La Matanza y de Sub-apoderado del FRENTE DE TODOS en estas elecciones.

Si bien la sociedad fue inscripta en 2015 nunca puso a disposición del Tribunal de Cuentas los inventarios, balances, libro diario, auxiliares de Caja y Bancos, de Accionistas y Asistencias a las asambleas y Actas de Directorio hasta el cierre del balance operado el 31/12/17 inclusive.

Ante requerimiento del órgano  de control provincial, Mariano Ríos Ordoñez presento la documentación de los años 2015, 2016 y 2017 en abril de 2018. Ante esto el Tribunal consideró que las mismas “debieron ser verificadas al cierre de cada ejercicio” y consignó como funcionarios responsables a Magario y Ríos Ordoñez por incumplimiento de las  formalidades legales y reglamentarias,  correspondiendo a ambos una sanción derivada del artículo 16 de la Ley 10.869.

Emitido el Fallo 375 de este año el Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires aplicó una multa de 10.000 pesos  a ambos directores y  llamó la atención al resto de los directores  y síndicos titulares.

Pero como en política, y más cuando se trata cifras millonarias no hay casualidades sino causalidades, digamos que los Sres. Accionistas  del Centro Ambiental de Reconversión Energética  (CARE) reunidos  en  Asamblea General Ordinaria, el  27 de Abril de 2018, en el  salón Malvinas Argentinas de la municipalidad   pusieron sus papeles al día.

Dos meses antes  Verónica Magario le pedía a  la gobernadora Vidal la finalización del Centro Ambiental de Reconversión Energética (CARE), y  como corolario el Concejo Deliberante  aprobó  un proyecto de ordenanza que fue  sancionada a principios de 2019, para crear un “registro único de cartoneros, recuperadores y recicladores  urbanos del partido de La Matanza”, por el cual se los relevará  y se  les determinara  las zonas de actividad y acopio. Este Proyecto  tiene su origen en  el  “Diagnóstico de los recuperadores urbanos del partido de La Matanza”  cuyo informe final se dio a conocer en enero de 2015.

Se  dieron así los primeros pasos para que la Sociedad  se convierta en el único comprador del material reciclable de toda La Matanza, y así como compra vende. Y la venta significa  millones de pesos.

Queda  flotando la pregunta que hicieran en la Cámara de Diputados  Julio Rubén Ledesma (cuando era opositor)  y Ricardo Alfonsín en 2011:

¿Quién manejará y controlará el destino del dinero proveniente de la venta  que se obtenga luego de la reconversión de la basura?