PASO 2019: FRENTE DESPERTAR, “Eliminar el Estatuto del Docente y quitar poder a los sindicatos”

“En un país donde hay grietas irreconciliables, el Nacionalismo y el Liberalismo pueden dar un ejemplo discutiendo y acordando un programa de Gobierno de avanzada”, dice el  Acuerdo programático del Frente Despertar que lleva como candidato a Presidente a  José Luis Espert.

En el convenio se establece que  “el sindicalismo debe perder su poder concentrado de extorsión política a través de huelgas generales, y aquellas particulares que paralizan la educación, la salud, el transporte público de pasajeros y otros servicios públicos esenciales”.

Proponen, además,  “reformar a fondo el sistema educativo  y eliminar el control que los sindicatos y las burocracias provinciales tienen sobre el sistema”,  destacan que “El Estatuto del Docente, tal como está en la actualidad, debe ser eliminado y como contrapartida los docentes deben formarse, perfeccionarse permanentemente y competir para progresar”.

Para el economista, la clave está en “no subsidiar el aumento de la pobreza, sino dar subsidios a las madres en función inversa a la cantidad de hijos que se tienen”, mientras que en su plataforma electoral  promueven la protección de la familia, el respeto a la diversidad, y promueven  el desarrollo de mejoras en la atención a la Tercera Edad y otros servicios.

Estima que la baja del gasto debe producirse en las Provincias y Municipios. Su reducción permitirá la eliminación de la coparticipación federal de impuestos.

Un componente importante de la baja del gasto público –dice- deberá ser la reducción de los gastos del aparato político, cobijado en empleados excesivos en el Congreso, en las Legislaturas Provinciales, en los Concejos Municipales y en numerosas empresas y organismos estatales,

Su  programa económico tiene como base eliminar, o reducir a un mínimo uniforme, los aranceles a la importación, firmar tratados de libre comercio con todas las regiones o países que deseen acceder a nuestros mercados bajar el gasto público del 40% del PBI de hoy a poco más de la mitad, 25% del PBI, y la eliminación de los impuestos distorsivos como el impuesto al cheque e Ingresos Brutos.