La Matanza: UCR, radicales amarillos “Mendoza cumplió órdenes y designó a dedo a Goluscio”. Piden su renuncia

Antes que dieran las doce, la carroza se convirtió en calabaza y la princesa se convirtió en Cenicienta. El cuento para los radicales amarillos no tuvo final feliz.

Había una vez….

Un partido inactivo e intervenido por varios años  que recibió entre gallos y medianoche a una presidenta-interventora; la diputada Josefina Mendoza. Venía como mandadera del vicegobernador bonaerense y titular de la UCR de la Provincia, Daniel Salvador.

Su objetivo: Lograr que la UCR matancera se mantenga en Cambiemos, apoyar al candidato del PRO Alejandro Finocchiaro y “colar” en la lista a algún amigo.

Con muy pocos sectores opuestos, los Radicales Autoconvocados encabezados por Manuel Atencio, Matias Espain, Ruben Coggiola y Alejandro Barresi ,entre otros, le dieron la bienvenida a la interventora “deroense” devenida en matancera, y pasaron a ocupar cargos partidarios.

Sin pérdida de tiempo y adelantándose a la Convención la presidente y los Autoconvocados que pasaron a ser amarillos, sellaron  su pertenencia a Cambiemos y convalidaron a Finochiaro como el único candidato para las elecciones de octubre.

Para coronar el “mandado” faltaba postular al candidato a concejal por el espacio.

Los radicales  amarillos, funcionales a Daniel Salvador y al PRO, creyeron EN EL CUENTO PARIDARIO.

Con un acto en el Comité de distrito y una nota remitida al titular de la UCR bonaerense, propusieron a Matías Espain para ocupar el primer puesto en la lista de concejales disponible para el partido.

Como demostración de fuerza juntaron firmas de autoridades partidarias, convencionales, subcomités, Trabajadores radicales y de la Juventud.

Pero  a la diputada Mendoza le importó poco, para cumplir con el mandado de Salvador le faltaba un paso, y lo cumplió.

El “salvadorista” Guido Goluscio ocupará el tercer puesto en la lista de concejales según el ofrecimiento del  Pro.

Y a los amarillos, igual que a  Cenicienta se le esfumó el encanto…

Se despertaron y documento mediante piden  la renuncia inmediata de la diputada Josefina Mendoza a la presidencia del partido, porque  “Entre gallos y medianoches, aparecen candidatos cuya designación fue realizada a dedo y carecen de todo tipo de representación partidaria”.

El comunicado  afirma que la presidenta-interventora tuvo un accionar que “demuestra que nunca privilegió los intereses colectivos como manifestaba, cumpliendo sólo órdenes ajenas al ideario partidario”.

Ahora poneniendo el partido sobre sus intereses personales afirman que “La presidenta de la UCR de La Matanza muestra una actitud antidemocrática, desconoce el significado y funcionamiento del Comité del Distrito y menosprecia a la UCR, desconociendo las metodologías políticas, los valores y las conductas que han caracterizado al partido en 127 años de vida”.

Y de golpe recuperando el fuego revolucionario,  dicen que “No podemos aceptar, con mansedumbre bovina, el destino del partido de todos por caprichos personales que lejos se encuentran del clamor popular”.

Se runurea que un correligionario oyó cantar a Josefina en los pasillos del Comité:

“Nada debo agradecerte, mano a mano hemos quedado,

no me importa lo que has hecho, lo que hacés ni lo que harás;

los favores recibidos creo habértelos pagado

y si alguna deuda chica sin querer se me ha olvidado

en la cuenta del otario que tenés se la cargás”.