La Matanza: Barrio San Nicolás, Magario con urgencia electoral y obreros bajo la lluvia

El mal tiempo de estos últimos días no fue impedimento para que la empresa encargada de terminar los desagües pluviales del Barrio San Nicolás siguiera con la labor empezada en enero de este año.

Los obreros haciendo caso omiso  a la copiosa lluvia  de este sábado siguieron trabajando empujados por las urgencias electorales de la actual administración municipal.

Los días no son los mejores para realizar las obras, los técnicos dicen que  “el tiempo de fraguado del hormigón en condiciones normales es de 24 horas, y si el llenado no se protege con plástico o con algún otro tipo de cobertura similar; a fin de impedir que bajo ninguna circunstancia durante el primer día de vertida la mezcla entre en contacto con la lluvia, no habrá más remedio que repetir la fundición”.

Este  es el caso, el nuevo pavimento quedó bajo el agua, no preguntamos si el municipio firmará los certificados  aprobando las obras.

Llama la atención – además- el trato inhumano que reciben  los obreros,  obligados a trabajar bajo la lluvia, convertidos en  instrumento de la urgencia electoral de la candidata a vicegobernadora urgida por inaugurar obras que debían estar terminadas  una década atrás.

Recordemos que el 11 días de julio de 2007 se firmó un convenio marco Entre la SECRETARIA DE OBRAS PUBLICAS del MINISTERIO DE PLANIFICACION FEDERAL de la Nación, representada  por su titular;  José Francisco LOPEZ; recientemente condenado por enriquecimiento ilícito, la PROVINCIA DE BUENOS AIRES, representada por el  Gobernador  Felipe Carlos Solá,  y la MUNICIPALIDAD DE LA MATANZA, representada  por el  Intendente Fernando ESPINOZA.

El municipio se  comprometió -por parte del entonces intendente Fernando Espinoza- a licitar, contratar, ejecutar e inspeccionar las obras que se paralizaron al poco tiempo, quedando bajo un manto de silencio como se gastaron los millones presupuestados.