LA MATANZA: Rendición de cuentas, Rolleri “Tenemos superávit en el banco”, Saredi “Hacen lo mismo que el gobierno Nacional”

Durante el análisis de la rendición de cuentas municipal, el concejal  Ricardo Rolleri valoró – como lo hace desde el año 1983-  el “equilibrio fiscal” y  remarcó  “los estados contables cierran en su análisis económico y matemático” y que “la gestión se sostuvo con superávit en un año difícil”.

Para el  concejal opositor  Miguel Saredi “La autonomía fiscal y ese superávit; visto como una gran virtud, es en base al sostenimiento y sacrificio de los vecinos, mientras  su gran logro son los depósitos permanentes en plazos fijos en el Banco de la Provincia de Buenos Aires. Se emplean los mismos argumentos para defender el ajuste fiscal permanente, que utiliza el Gobierno Nacional para defender las indicaciones del FMI».

Planteado el debate  el edil oficialista no toleró  la comparación, y similitud, con la política económica nacional  “Tres veces  -dijo- se nos vinculó con el Gobierno nacional. Me parece que ya excede el marco del análisis. El Gobierno nacional tiene 300.000 millones de dólares de deuda y nosotros tenemos superávit en el banco y nos están cuestionando”

Saredi  destacó las similitudes entre “esta administración municipal y la política que tanto se critica del Gobierno nacional”, acusando  al Ejecutivo local de brindar una baja calidad de prestación de servicios a los vecinos “mientras tanto, tiene once mil millones de pesos en el Banco Provincia”, enfatizó que “La Matanza no es un fondo de inversión. Tener superávit no significa hacer bien el trabajo. Gastar poco, muchas veces, es gastar mal”.

El debate  giró  sobre una memoria  que refleja que la recaudación municipal  propia no alcanza para cubrir el gasto de personal.

Con  la recolección de residuos privatizada, con el alumbrado público con injerencia privada, con obras públicas licitadas, con dineros públicos en plazo fijo,  se puede afirmar que La Matanza es administrada  como una empresa.

Pero como hemos visto en esta empresa se erraron los cálculos, no se recaudó como se tenía que recaudar, con activos dudosos,  y  solamente se mantiene con la ayuda de la casa matriz ( Llámese Provincia de Buenos Aires).

En nuestro distrito el equipo económico le da validez a la PARADOJA DE LA FRUGALIDAD KYNESIANA:

“Mientras más se ahorra, más se reduce el servicio, por lo que al final de un periodo determinado se produce un empobrecimiento”.

Queriéndolo o no se lleva adelante una administración acorde con la política nacional. Saredi tenía razón.